lunes, 24 de junio de 2013

Abre nuestros ojos, Señor

        Abre nuestros ojos, Señor,
        para que podamos verte a ti
        en nuestros hermanos y hermanas.

        Abre nuestros oídos, Señor,
        para que podamos oír las invocaciones
        de quien tiene hambre, frío, miedo,
        y de quién está oprimido.

        Abre nuestro corazón, Señor
        para que aprendamos a amarnos
        los unos a los otros
        como tú nos amas.

        Danos otra vez tu Espíritu, Señor,
        para que nos volvamos un sólo corazón
        y una sola alma
        en tu nombre.

Popular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada