sábado, 17 de agosto de 2013

Quédate conmigo


Porque anochece ya,
porque es tarde, Dios mío,
y se nubla el camino;
porque temo perder
las huellas que he seguido,
no me dejes tan sola y quédate conmigo.

Porque he sido rebelde
y he buscado el peligro,
y escudriñé curiosa
las cumbres y el abismo,
perdóname, Señor,
y quédate conmigo.

Porque ardo en sed de Ti
y en hambre de tu trigo,
ven, siéntate a mi mesa;
bendice el pan y el vino.
¡Qué aprisa cae la tarde!...
¡Quédate al fin conmigo!

Ernestina de Champourcin, Liturgia de las horas



Canción con el texto anterior y música compuesta e interpretada por el coro de la Parroquia de Santo Domingo de Ourense


4 comentarios:

  1. Quedate conmigo, me quedo contigo!! Tu eres mi Dueño, mi mayor Bien, nada hay comparable a Ti!!

    ResponderEliminar
  2. Me resulta muy agradable esta oraciíon, cuando uno se siente abatido, cansado de remar en un mar de incertidumbres

    ResponderEliminar