miércoles, 26 de junio de 2013

Enseña a mi corazón

Señor Dios mío, enseña a mi corazón
dónde y cómo buscarte, dónde y cómo encontrarte.

Señor, si tu no estas aquí, ¿donde te buscare ausente?
Si estás en todas partes, ¿por que nunca te veo presente?

Señor, escúchanos, ilumínanos, muestrate a nosotros.
Vuelve a darte a nosotros para que estemos bien:
sin ti estamos muy mal.

Ten piedad de nuestras fatigas, de nuestros esfuerzos: sin ti no valemos nada.

Enseñame a buscarte y muéstrate  cuando te busco:
no puedo buscarte si tú no me enseñas,
ni encontrarte si tú no te muestras.

Que yo te busque deseándote y te desee buscándote,
que te encuentre amándote y te ame encontrándote.

San Anselmo de Canterbury

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada