domingo, 28 de julio de 2013

La oración

En el corazón de todo hombre hay una sed de infinito, una nostalgia de eternidad, una búsqueda de belleza, un deseo de amor, una necesidad de luz y de verdad, un asombro ante la grandeza del mundo y que genera la certeza de depender de Otro. El hombre lleva en si mismo el deseo de Dios. Por eso, el hombre sabe en lo más íntimo de su ser que puede dirigirse a Dios, que puede rezarle.

La oración es la expresión del deseo que el hombre tiene de Dios. (Santo Tomás)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada