lunes, 8 de julio de 2013

El fruto del Espíritu

El fruto del Espíritu ya en esta tierra es la vida bella que hemos contemplado en el rostro de los santos. La vida en el Espíritu, la vida de la gracia. La luz de la gracia es reflejo y anticipo de la autentica luz que brilla eternamente. Por ello, la obra del Espíritu y, por tanto, de la Iglesia es extender esta luz, la belleza de Cristo resucitado que atrae a todos hacia sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada